miércoles, 11 de junio de 2008

Naftalina – Federico Arana

version 1.2 (diciembre 12, 2008)

1983 – Naftalina (CBS)

Un suceso inédito del Rock and Roll trajo a los sobrevivientes de la época sesentera a la década de los ochentas con versiones chistosas de temas clásicos de aquella época, el escritor, biólogo, dibujante y rocanrolero Federico Arana juntó a sus viejos compadres de Los Sinners del Ritmo, Los Sonámbulos, Los Locos del Ritmo y así formó a Naftalina.
La influencia de Naftalina se ve reflejada en las parodias de Fernando Rivera Calderón, en el desenfado de Molotov, en la refritería de Moderatto y la Onda Vaselina.
En 1983 produjeron un disco homónimo bajo la distribución de la CBS (actualmente Sony-BMG, y antes de eso Columbia), un caso muy raro para un grupo de desmadre; aunque el rock and roll ya estaba muy pasado de moda, las nuevas letras que imprimió aquél disco revitalizaron al rock and roll, y debido a que todos los integrantes habían hecho de las suyas en la era dorada y por aquello del no te entumas, decidieron seguir haciendo música para las nuevas generaciones.
El disco se distribuyó en la Librería Gandhi, cuando todavía nos vivía Mauricio Achar y aquella librería épica era en realidad un bastión de la música alternativa (nada que ver con lo que es ahora).
El disco homónimo tuvo la producción de Antonio de la Barreda, el cual también participó en la ejecución del bajo, las percusiones estuvieron a cargo de Adolfo “Fito” de la Parra, Ángel “Cartucho” Miranda y la participación musical de Eduardo Toral, Baltasar Mena y Renato López; la aceptación del grupo los motivó a crear muchos otros más de manera independiente, e incluso, la épica estación de radio Espacio 59 llegó a programar de manera regular el tema “El Delfín” de dicho disco. Durante la década de los noventa Federico Arana re-editó toda su discografía en CD con su disquera “Discos Transa”, ¡Algo inédito y digno de reconocer!
Aquél disco contenía los temas Me siento Beethoven, Carrera vs El Diablo, El Repartidor, Grandes Bolas de Fuego, Ballena Azul, Viva la Gula, El Delfín, El Triunfador, Ya vas Barrabas y Lunes Triste. Cómo colofón hay que decir que la reedición de 1996 incluyó las versiones con la letra original en inglés de todas las canciones, para la nostalgia es un grato pasaje para la música del rocanrol.


1985 - Naftalina se aproxima al Hit Parade.


Gracias a la buena fortuna, para los seguidores de Naftalina, Arana continuo con su clan de abuelos vertiginosos y decidieron darle continuidad al proyecto, así se edita otro disco homónimo bajo el amparo de “Discos Oro” (reeditado por Discos Transa en el 96). El nuevo disco estuvo producido por Renato López y dirigido por Federico Arana, contó con la participación, además de los integrantes del anterior, de Fernando Vahauks, Freddy Armstrong, Fernando Montes de Oca y ¡Guillermo Briseño!.
Los temas que integraron esta magna obra del hedonismo se hallan: Ya vas Barrabas, El Delfín, Los Rocanroles, Enamorado del Folclor, El Contaminador (tema programado por Espacio 59), El Futbol, Los Intelectuales, La Caja Venenosa, Yo no soy un Marxista Ortodoxo, La Audiometría y Se Aproxima al jit pareid.


1987 - Los Sonámbulos.


Una versión alternativa de Naftalina (la cuál es exactamente la misma alineación del primer álbum de Naftalina pero que a manera de homenaje a sus inicios de finales de los años cincuenta cuando tenían su banda Los Sonámbulos decidieron nombrarla así) y cuya principal diferencia es que las letras son de lo más ingeniosas y soeces, vulgares al punto de lo cagadamente divertido, y engendradoras de uno de los mejores discos de Federico Arana, acompañados por Jorge Rosell en el bajo.
Los temas: Carrera contra el diablo gay (Si un cachondo he sido yo y un libertino no es motivo pa’ que el diablo se pase de listo), Adiós a Mafalda (Desde pequeño la maña agarré, de estimularme con libros de Walt Disney), Chicharrones (Yo conozco una muchacha que se llama Lulú que usa siempre un vestidito azul y le dicen Chicharrones los rebeldes del salón porque a todos se les para cuando baila rocanrol), Francisco y Juanita , Retocemos (Oiga señorita no hay que abusar de las funciones porque al rato van a dolernos los riñones y hasta puede que se me gangrenen los cojones), Sexolitario (no es por higiene ni por religión, es por el grano que tengo en la mano que a las chamaconas les da pavor), Una niña bien, Una Costra Porosa (A mi me gusta panar tu chupocha, a ti te gusta margar buscaritas), Sonámbulo y La Chamba.


1987 – Historia del Rock de aquí de México.


Federico Arana vuelve a retomar el nombre de Naftalina y reúne a sus incondicionales para grabar un disco doble, proeza también de Discos Transa que para bien o para mal nos trajo una crónica a cerca de la evolución del Rock Nacional en temas entrelazados al estilo del Sargento Pimienta de Los Beatles, doce selecciones integran este albúm reeditado en 1996 en CD, ahora con Ramón Rodríguez en el bajo. Este disco es una verdadera joya, más por el valor nostálgico que genera y por la creatividad satírica de las letras de Arana, la ejecución musical también es de agazajo, sin contar que este álbum contó hasta con mariachis. Este sería, a mi opinión el segundo mejor disco de Naftalina.
Un hecho que destaca de este álbum es que las parodias ya no son exclusivamente de rocanrol, sino que incursionan a tocar temas más contemporáneos: Gloria en la versión de The Doors, Karma camaleón de Culture Club, Every bread you take de The Police, e incluso se parodian a Metro Balderas de Rockdrigo González.


1989 – Canta, Nafto, Canta.


Sin Baltasar Mena en la Voz ni Lalo Toral, ni Renato López, Federico se aventura a cantar, el resultado es muy peculiar, casi todos los Naftalinos lo acompañan, Vahauks, Freddy Armstrong, Felipe Sousa y Jorge Rosell. Ahora la disquera cambia a Borborigmo Record. Los temas siguen la línea lírica de “Los Sonámbulos (1987)”, pero con la voz de Federico, lo cual no le ayuda mucho pero sirve como una peculiaridad de la música, algo así como el tema “Ya te quemaste” de Los Jaguares donde ya no importa que se cante bien sino que se interpreten las letras.
El álbum se enriquece por las letras siempre cajetas de Federico, Oda a mi Huevo, La Caldera del Gozo y La Batalla de Nunca Jamás son algunos de los pintorescos temas del disco.


1996 – The Decálogo.


El tercer mejor disco de Naftalina, de nuevo con Renato López y Baltasar Mena en las voces y coros, Federico de nuevo a la guitarra, Javier Flores en el bajo, Felipe Souza en las guitarras, Fernando Vahauks en la batería.
El Decálogo contó con la asistencia de grabación de Federico Luna, y la participación de Alejandro Lora del Tri en la ejecución de la parodia de Hotel California, La Bestia en California. Este disco sigue contando con la chispa lírica de Los Sonámbulos y Canta Nafto, Canta, sobretodo en temas como El gozo al pozo y Migajas de Amor, por primera vez se realizan críticas directas al sistema oligárquico en “Jijos del Maíz”(parodia a “American Pay” de Don McLean) y “La Boa Criminal” (parodia a La Puerta de Alcalá de Víctor Manuel, mezclada con Get Back de Lennon y McCartney).


2003 - los Rancios del Swing


Cuando ya los daba por perdidos, cuando pensé que Arana ya estaba en otro plano dimensional, viene un cibernauta y me postea un comentario, "Arana tiene un disco llamado: Los Rancios del Swing", bastó sumergirme en Mercado Libre para darme cuenta que efectivamente había un disco nuevo de Naftalina, el cual resultó ser una verdadera joya, parodias a Daire Straits, Pink Floyd, Creedence, en fin, temas como "Los Microbuseros" (popotitos), o "El Gorila Güevos Tibios" (Cotton Filds), e incluso "Los Rancios del Swing" (Sultanes del Swing) harán cagarse de la risa hasta al mismisimo peje, he aqui a los padres de la parodia rocanrolera y no meros refusiles palomeros.



Federico Arana


Tiene es su haber libros de biología como “El Método Experimental” y “La diversidad de los organismos”; en su faceta de literato escribió “Las Jiras” donde relata de manera ingeniosa las aventuras de una banda ficticia (que bien pudo haber sido la suya propia); además de haber escrito “Guaraches de Ante Azul” donde recopila y narra lo que fue el fenómeno del Rock and Roll para nuestro país; como dibujante escribió y creó al genial personaje de “Ornitóteles, el pájaro filósofo” –tomen nota- (el cuál era en si un ornitorrinco); también ha sido profesor en la UNAM, e imagino que también un tierno abuelito, ¿Querían más?.

Desgraciadamente los cambios avenidos tras la sensible pérdida de Mauricio Achar, quién de alguna manera nos mantenía al día con las producciones de Naftalina en las estanterías de la Librería Gandhi, los discos de Naftalina se han ido desapareciendo, descontinuando o simplemente ya son imposibles de encontrar (salvo que alguien de ustedes diga lo contrario). Tampoco sabemos que fue sus integrantes (si alguien sabe no deje de avisar), Naftalina fue, pese a quien le pese, el eslabón perdido entre el rocanrol de los sesentas con la música alternativa de la actualidad, como ya dije, quiénes han escuchado los temas de Naftalina seguramente no le causaran ninguna sorpresa las parodias de Fernando Calderón, Molotov o Moderatto, pues sin Naftalina el Rock de Parodia no hubiera sido lo mismo (salvo la honrosa excepción de Los Nakos, quienes ya se aventaban sus palomazos paródicos y sátiros desde los años setenta).

Antonio "Olaf" de la Barreda

Gracias a los comentarios que ustedes aportan me he enterado a cerca de la muerte de Antonio "Olaf" de la Barreda, una perdida lamentable para Naftalina, nuestro más sentido pesame a familiares y amigos del músico, buscando información al respecto encontré esta monografía de Olaf, espero la chequen, hay información anecdótica para los fans: Antonio "Olaf" de la Barreda.


Discos Sobresalientes: En realidad, todos, pero si debo escoger uno sería el 1ro, el disco Homónimo.

Temas o Singles: En "Espacio 59" se llegó a programar el tema "El Delfin".


atencion: si alguien tiene alguna grabacion de Naftalina en vivo, por fa contactenme, dejenme sus datos en algun comentario o mandenme la informacion a mi mail de contacto el cual pueden checar en "perfil del autor", gracias

Los textos contenidos son una obra original de un servidor, me lleva cierto tiempo y esfuerzo realizarlos, por respeto a este trabajo de difusión si tomas parte o totalidad del mismo dame el crédito, no me haré famoso pero es lo mínimo que se puede pedir por un trabajo no remunerado, ¿no crees?.