sábado, 24 de marzo de 2007

Briseño, Guillermo

Escucha el Podcast de este artículo. Pincha aquí.

¿Quién es Guillermo Briseño?

A mi disco de “Briseño y el Séptimo Aire” le tengo un cariño muy especial, en primera por que no es exactamente mío, sino que se hizo mío por que soy yo quién lo protegió de mi abuela, mi abuela, en cuanto le compraron su nuevo “estéreo” súper Sony Hi Fi con reproducción de CDs y MP3 se dio cuenta que esas tortillas negras de vinilo simplemente habían pasado a formar parte de los objetos inútiles, a menos que quiera uno quemarlos, tornearlos, ponerles espejos en el centro, hacerlos volar, en fin; ya sea por melancolía o por lo que tu más quieras, decidí rescatar los discos de acetato de mis tíos, así, rescaté al de Briseño, que por cierto se oye del carajo debido al “scrach”.

Briseño es Ingeniero Químico, egresado de la UNAM, inició su carrera musical en 1961, aunque el gusto por el piano la tiene desde niño, su afición musical lo hace colaborar con “Little Richard” y, posteriormente, fundar diversos proyectos musicales, entre estos: “La cosa nostra”, “el séptimo aire” y más recientemente, “La banda de guerra”; aunque la mayor parte de su discografía es independiente, hay tres discos, desde mi punto de vista, que son fundamentales para comprender porque Briseño, es una figura dentro del rock mexicano tan poco comprendido y poco valorado: El Séptimo aire (1987), El Conexionista (1990) y Verde, Blanco y Colorado (2003).

Me esta valiendo madre el corazón.

Si bien no es su primer disco, y como dijera por ahí un personaje político, “no será el mejor pero es el idóneo”: “El Séptimo Aire” se encumbró por haber sido concebido en un momento donde grabar rock nacional estaba de moda entre las disqueras trasnacionales, así “El Séptimo Aire” fue grabado en 1987, con la colaboración de Octavio “El Sopas” Espinoza, Sabo Romo en el bajo antes de integrarse a los Caifanes, Juan Carlos Novelo en la bataca y Hebe Rosell en los coros la flauta y el sax. “El séptimo aire” fue producido por y para el sub-sello COMROCK de WEA, filial de la Warner, quién, después del boom del rock en español, enlató esta obra para confinarla al olvido, junto con otros disco como “El sabor de mis palabras” de Betsy Pecanins, “En la mira” de Ritmo Peligroso y toda la obra de Ricky Luis, el de “Tengo un mes con el mismo pantalón”. En el disco quedaron registrados temas como : “El túnel 29”, que fue grabado también por Botellita de Jerez, y “Violencia, drogas y sexo”, grabado originalmente por el TRI; y otros temas no menos ingeniosos como “Cruciflexo” cuya tonadita introductoria fue usada posteriormente para un comercial de condones, y que decir de “la escena me traspasa el corazón”, donde el estribillo reza algo así como: Me esta valiendo madre, me esta valiendo madre, me esta valiendo madre el corazón, y “Donde estabas”, esta última de mi especial agrado, donde el estribillo sentencia: Paso mucho tiempo y el tiempo no vuelve, no olvides voltear, tal vez cuando mires ya sea diferente.

¡Apaga la “pinche” luz!

Pasada la euforia del rock mexicano, casi todas las disqueras se dedicaron a enlatar las producciones que a penas unos años antes se habían encumbrado como clásicos instantáneos, Columbia-Sony, Warner, EMI y BMG Ariola dejaron de apoyar al rock nacional para darle prioridad a la música pop de moda, y los roqueros tuvieron que irse de retache a las disqueras independientes, las cuales aún eran emergentes, a excepción quizás de Discos Pentagrama, quién se aventuró a distribuir “El Conexionista”, originalmente grabado vivo en 1990 en la Sala Miguel Covarrubias, con una selección de canciones que se incluyeron en el programa de análisis político económico Nexos, y a diferencia con El Séptimo Aire, El Conexionista incluye temas críticos, de enfoque social y cultural, salvo excepciones como “Te Amo, como lo vas a tomar” que escribió para Eugenia León e incluida por esta en el álbum Mar Adentro, Disco de proporciones roqueras por incluir temas de David Haro, Pepe Elorza, Jaime López y Briseño. El Conexionista también incluye “Apaga la luz” que fue un tema emblemático de Briseño en su paso como locutor en el 105.7 de FM. El Conexionista fue distribuido por Discos Pentagrama en Cassette, y al igual que “El séptimo aire”, después de una edición, fue confinada al olvido.

La Banda de Guerra, la Culebra y la Serpiente.

La falta de difusión de los grupos de rock de contenido como Briseño, Carlos Arellano, Jaime López y Gerardo Enciso, debido a una avasallante maquinaría de mercadotecnia enfocada a vender la música de los grupos de moda de enfoque juvenil y grupero a mermado también el desarrollo de proyectos alternativos, un intento por parte de BMG en México, fue la creación del sub-sello “Culebra” que grabó bandas hasta ese momento desconocidas y fue la plataforma de grupos como la CUCA, La Lupita, Santa Sabina y La Castañeda, un acierto de Culebra fue grabar a Gerardo Enciso y a Guillermo Briseño. Guillermo, quien para 1993 había reunido a un grupo de músicos, echó a andar a su nuevo grupo, tal proyecto quedó registrado como: Briseño y la Banda de Guerra, el disco seguía la línea temática de El Conexionista, y según Briseño, el disco se titularía “El Conexionista 2”, sin embargo, el disco no obtuvo la promoción suficiente y fue enlatado aún a pesar de contar con temas de gran sensibilidad como “Necesito despertar”, a dúo con Betsy Pecanins, quien también es su compañera en la batalla musical en defensa del blues.

Meses después de “La Banda de Guerra” Betsy Pecanins, quien había grabado “El Efecto Tequila” para el sub-sello Milán de BMG con éxito, un disco de temas rancheros con arreglos de blues, le mereció la oportunidad de grabar un segundo disco para Milán en colaboración con Guillermo Briseño, titulado: Nada que perder, de donde se desprende un tema, autoría de Briseño dedicada a las comunidades indígenas en insurgencia: Caricia Urgente.

Para el año de 1994 la situación general del país es avasallante, se levanta en armas el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), y atrae para sí la atención no solo de México sino del mundo, concientizando, conmoviendo y convenciendo a la comunidad artística nacional, lo que lleva a Briseño a crear una Organización No Gubernamental (ONG), la Serpiente Sobre Ruedas A.C.

No somos uno, ni somos cien.

El Movimiento Zapatista y la crisis nacional que se vivió en los primeros años de insurgencia del EZLN motivó a la comunidad artística a unirse por la causa, Briseño se comprometió hondamente con el movimiento y fundo una ONG, llamada “Serpiente Sobre Ruedas A.C.” para reunir recursos para las comunidades indígenas, el primer fruto artístico fue: Va por Chiapas, un disco en colaboración con bandas y artistas de la talla de Mercedes Sosa, Charly García, León Gieco, Fito Paez, Café Tacuba, El Tri, Maldita Vecindad, Los Tres de Chile, y más, en dicho disco se incluyó “Navegar” autoría de Briseño, tema que se convertiría en el himno de “La Serpiente sobre ruedas A.C.”, “Navegar” contó con la participación de Paco Barrios, Armando Vega Gil, Fratta, entre otros músicos y roqueros, pero, tanto Culebra como Milán sucumbieron ante la imponente necesidad mercantil de la industria discográfica, la cual no tardó en volver la espalda a los artistas para endiosar adolescentes tocando música para adolecer.

Verde, Blanco y Colorado.

Aunque su música merece una difusión más honorable, y a pesar de que el disco “Briseño y la Banda de Guerra” fue re-editado para Pentagrama, la disquera rompió con muchas bandas, grupos y corrientes (aunque quizás fue al revés), como sea, la disquera dejó de grabar y distribuir a Briseño, “El Conexionista” y “La Banda de Guerra” se habían enlatado nuevamente, y ahora por una disquera independiente, así que, buscando opciones de difusión, y decepcionado de la actitud ante “La Serpiente Sobre Ruedas A.C.”, la cual fue víctima de saqueos y acoso durante el sexenio del presidente Zedillo, Guillermo siguió fiel a la causa y en rolado en proyectos culturales en la UNAM, con su Taller de Rock y Música, decidió rescatar los discos “El Conexionista” y “La Banda de Guerra” apoyado por Causa Ciudadana y “Im Sorry, records”, los cuales, sumados a un tercer nuevo disco conformarían la trilogía de Briceño, Verde, Blanco y Colorado (2003), el tercer disco inédito, “Colorado” es muestra de la madurez del artista, la música cuidada hasta el último detalle, con temas de verdadera calidad e incluso con capacidades comerciales, pero ya sea por sus convicciones ideológicas de orientación democrática, cosa que aún es criticado y satanizado por los medios de comunicación que se conforman con que la música sea superflua, nihilista y hedónica, o porque Briseño toca blues y rock and roll, géneros ya caducos para una industria tan cambiante y contradictoria como la industria musical. “Verde, Blanco y Colorado” destaca, en su disco inédito, el re-make de viejos temas como “Jugar con Fuego” que ya veinte años atrás había grabado Betsy Pecanins, la versión en estudio de “Apaga la Luz”, nuevas versiones de temas como “Caricia Urgente”, “Navegar” y “El Botellazo”.

Si no has escuchado a Briseño te puedo asegurar que si consigues un disco de él no te vas a arrepentir, su música es pegajosa, inteligente, contemporánea, irónica, etc. Afortunadamente “Verde, blanco y Colorado” aún se puede conseguir en Micsop, famosa tienda de discos en México, también en la Gandalla (clásica cadena de librerías que antes tenía mucho más respeto por los artistas que por las ventas), y en mercados alternativos culturales, quizás El Chopo, quizás.

Guillermo Briseño en las Tiendas Virtuales Extranjeras

Es una pena que en México no valoremos a los artistas como Briseño, y que sea más facil conseguir sus discos en tiendas virtuales del extranjero que en tiendas nacionales, ni iTunes tiene el material que Amazon o 7digital tienen a la venta:










Los textos contenidos son una obra original de un servidor, me lleva cierto tiempo y esfuerzo realizarlos, por respeto a este trabajo de difusión si tomas parte o totalidad del mismo dame el crédito, no me haré famoso pero es lo mínimo que se puede pedir por un trabajo no remunerado, ¿no crees?.

viernes, 9 de marzo de 2007

Corcobado, Javier


José Javier Pérez Corcobado
(Frankfurt, Alemania, 1963)

Conocido en México en las esferas góticas por sus letras llenas de referencias ácidas y agresivas, para algunos es considerado como el poeta maldito contemporáneo, a pesar de haber nacido en Alemania, sus padres fueron emigrantes españoles (madrileños); vivió en Los Álamos (Vallecas).

A pesar de incursionar en diferentes áreas del arte, a sido su letra y su música lo que lo han dado a conocer. Incursionó en bandas como Mar Otra Vez y Demonios Tus Ojos, aunque el mayor impulso lo obtuvo con su banda Los Chatarreros de Sangre y Cielo con los discos Ritmo de Sangre y Tormenta de Tormento, los cuales le merecerían algunos de sus temas más notables, como “La Navaja Automática” y “Ladrada del Afilador”, esta última guarda la notable influencia de Jim Morrison y The Doors, tanto en lo lírico como en lo melódico.

El tercer disco con Los Chatarreros ha sido, sin duda, su obra maestra, “Arcoiris de Lágrimas”, donde la mayoría de los temas guardan cierto ritmo electrónico pegajoso con letras demasiado crudas: Yo seré tu cáncer, Carta al Cielo, Diente de Mezcal, y en la versión limitada, el disco cuenta con tres covers: Digan lo que Digan, Hoy daría yo la vida y Paroles.

El efecto experimental de géneros lo llevo, por ahí de 1995 al 96, al Bolero Mexicano, con los “Boleros Enfermos de Amor Vol. 1 y 2” con Cría Cuervos. Donde se destacan los temas “Amarga Navidad” y “Sombras”, además de otros temas, de lo más sádico de Armando Manzanero.

En el mismo año, 1996, se embarca a un nuevo experimento sonoro, ahora con la banda de Gijón Manta Ray, con el álbum Diminuto Cielo, de donde se desprenden temas de belleza melódica como Gitanita, y un nuevo cover, Getsemani, original de Lloyd Weber para Jesucristo Súper Estrella que en España fuera interpretada por el baladista Camilo Sesto.

En 1999 Corcobado nos vuelve a mostrar por que es el Poeta Maldito por excelencia con un disco para algunos muy criticado y para otros elogiado, Corcobator, donde la sensibilidad bailable se muestra en dos temas en particular: Carros de Choque y Tu Alma en Mi, a estos le siguen temas sensuales como Beso de Cianuro, y otros experimentos sonoros como: Quiero ver el fondo de Mar de Todos Los Corazones y Canción Pequeña II, y también hay un cover, Nature Boy, tema incluido en la banda sonora de Moulin Rouge e interpretada por David Bowie.

Para el 2003 “Fotografiando al Corazón” es un disco más que esperado, incluye temas de mucha energía, además del cover “Ella ya me olvidó” que inmortalizara Leonardo Favio.

Durante 2002 a 2004 radica temporalmente en México y se destacan dos presentaciones particulares, la primera en el Bar Victoria, ya desaparecido, donde en un local para doscientas personas meten a quinientas (sino es que más), el caos y la tensión se hacen presentes y un espectador le lanza un vaso a Javier, el cual enfadado se niega a seguir cantando, sin embargo la tensión amenaza con un zafarrancho para lo cual, Corcobado acepta seguir cantando; en un ambiente más tranquilo, en el 2004 se presenta en el Hard Rock de la Ciudad de México, y le abre el grupo San Pascualito Rey, con el cual colaboró, ese concierto se convierte en uno de los mejores recitales de Corcobado en tierra azteca.

Ya en la actualidad y después de un disco recopilación titulado: “Una época de grabaciones accidentales”, Corcobado vuelve a la carga con “Editor de Sueños” (2006).

Sobra decir que, la trayectoria de Corcobado ha sido extensa, sus grupos favoritos son Los Doors, también le gusta Diamanda Galas y Madonna. Las composiciones de Hendrix, Lou Reed y Wagner.

Sus Películas favoritas son "El exorcista", "La noche del cazador", "La naranja mecánica", "La semilla del diablo". Y, sus escritores predilectos son: Luis Martín Santos, Bukowski, Burroughs, William Faulkner, Hubert Selby.

En México ha colaborado con grupos como Zü y San Pascualito Rey, sin embargo, su condición de cantante subterráneo a mermado la distribución de su obra, la cual es prácticamente imposibles de conseguir, lo cual amerita una llamada de atención a Warner México, pues la mayoría del catálogo DRO y Atlantic de España, nos ha dejado privados de lo mejor del rock alternativo español, como es el caso de Corcobado y Def Con Dos.

2009 - A Nadie

En el 2009 es editado en México el disco "A nadie", bajo sello independiente y dificil de conseguir por los medios convencionales, a excepcion de iTunes y 7digital, quienes ya tienen el disco del barón oscuro, "A Nadie" es un disco típico de Corcobado, totalmente hecho para fans, poemas que se musicalizan para ambientar la forma particular de Javier para recitar, las melodías bien producidas y arreglos que van desde bajeos funkys , pasando por rock duro, hasta electropop, el disco "A Nadie" es ya una obra consagrada para los seguidores del cantante.



Los textos contenidos son una obra original de un servidor, me lleva cierto tiempo y esfuerzo realizarlos, por respeto a este trabajo de difusión si tomas parte o totalidad del mismo dame el crédito, no me haré famoso pero es lo mínimo que se puede pedir por un trabajo no remunerado, ¿no crees?.

Para descargar el video clip “Susurro” visita su página oficial:
http://www.javiercorcobado.es/