sábado, 24 de marzo de 2007

Briseño, Guillermo

Escucha el Podcast de este artículo. Pincha aquí.

¿Quién es Guillermo Briseño?

A mi disco de “Briseño y el Séptimo Aire” le tengo un cariño muy especial, en primera por que no es exactamente mío, sino que se hizo mío por que soy yo quién lo protegió de mi abuela, mi abuela, en cuanto le compraron su nuevo “estéreo” súper Sony Hi Fi con reproducción de CDs y MP3 se dio cuenta que esas tortillas negras de vinilo simplemente habían pasado a formar parte de los objetos inútiles, a menos que quiera uno quemarlos, tornearlos, ponerles espejos en el centro, hacerlos volar, en fin; ya sea por melancolía o por lo que tu más quieras, decidí rescatar los discos de acetato de mis tíos, así, rescaté al de Briseño, que por cierto se oye del carajo debido al “scrach”.

Briseño es Ingeniero Químico, egresado de la UNAM, inició su carrera musical en 1961, aunque el gusto por el piano la tiene desde niño, su afición musical lo hace colaborar con “Little Richard” y, posteriormente, fundar diversos proyectos musicales, entre estos: “La cosa nostra”, “el séptimo aire” y más recientemente, “La banda de guerra”; aunque la mayor parte de su discografía es independiente, hay tres discos, desde mi punto de vista, que son fundamentales para comprender porque Briseño, es una figura dentro del rock mexicano tan poco comprendido y poco valorado: El Séptimo aire (1987), El Conexionista (1990) y Verde, Blanco y Colorado (2003).

Me esta valiendo madre el corazón.

Si bien no es su primer disco, y como dijera por ahí un personaje político, “no será el mejor pero es el idóneo”: “El Séptimo Aire” se encumbró por haber sido concebido en un momento donde grabar rock nacional estaba de moda entre las disqueras trasnacionales, así “El Séptimo Aire” fue grabado en 1987, con la colaboración de Octavio “El Sopas” Espinoza, Sabo Romo en el bajo antes de integrarse a los Caifanes, Juan Carlos Novelo en la bataca y Hebe Rosell en los coros la flauta y el sax. “El séptimo aire” fue producido por y para el sub-sello COMROCK de WEA, filial de la Warner, quién, después del boom del rock en español, enlató esta obra para confinarla al olvido, junto con otros disco como “El sabor de mis palabras” de Betsy Pecanins, “En la mira” de Ritmo Peligroso y toda la obra de Ricky Luis, el de “Tengo un mes con el mismo pantalón”. En el disco quedaron registrados temas como : “El túnel 29”, que fue grabado también por Botellita de Jerez, y “Violencia, drogas y sexo”, grabado originalmente por el TRI; y otros temas no menos ingeniosos como “Cruciflexo” cuya tonadita introductoria fue usada posteriormente para un comercial de condones, y que decir de “la escena me traspasa el corazón”, donde el estribillo reza algo así como: Me esta valiendo madre, me esta valiendo madre, me esta valiendo madre el corazón, y “Donde estabas”, esta última de mi especial agrado, donde el estribillo sentencia: Paso mucho tiempo y el tiempo no vuelve, no olvides voltear, tal vez cuando mires ya sea diferente.

¡Apaga la “pinche” luz!

Pasada la euforia del rock mexicano, casi todas las disqueras se dedicaron a enlatar las producciones que a penas unos años antes se habían encumbrado como clásicos instantáneos, Columbia-Sony, Warner, EMI y BMG Ariola dejaron de apoyar al rock nacional para darle prioridad a la música pop de moda, y los roqueros tuvieron que irse de retache a las disqueras independientes, las cuales aún eran emergentes, a excepción quizás de Discos Pentagrama, quién se aventuró a distribuir “El Conexionista”, originalmente grabado vivo en 1990 en la Sala Miguel Covarrubias, con una selección de canciones que se incluyeron en el programa de análisis político económico Nexos, y a diferencia con El Séptimo Aire, El Conexionista incluye temas críticos, de enfoque social y cultural, salvo excepciones como “Te Amo, como lo vas a tomar” que escribió para Eugenia León e incluida por esta en el álbum Mar Adentro, Disco de proporciones roqueras por incluir temas de David Haro, Pepe Elorza, Jaime López y Briseño. El Conexionista también incluye “Apaga la luz” que fue un tema emblemático de Briseño en su paso como locutor en el 105.7 de FM. El Conexionista fue distribuido por Discos Pentagrama en Cassette, y al igual que “El séptimo aire”, después de una edición, fue confinada al olvido.

La Banda de Guerra, la Culebra y la Serpiente.

La falta de difusión de los grupos de rock de contenido como Briseño, Carlos Arellano, Jaime López y Gerardo Enciso, debido a una avasallante maquinaría de mercadotecnia enfocada a vender la música de los grupos de moda de enfoque juvenil y grupero a mermado también el desarrollo de proyectos alternativos, un intento por parte de BMG en México, fue la creación del sub-sello “Culebra” que grabó bandas hasta ese momento desconocidas y fue la plataforma de grupos como la CUCA, La Lupita, Santa Sabina y La Castañeda, un acierto de Culebra fue grabar a Gerardo Enciso y a Guillermo Briseño. Guillermo, quien para 1993 había reunido a un grupo de músicos, echó a andar a su nuevo grupo, tal proyecto quedó registrado como: Briseño y la Banda de Guerra, el disco seguía la línea temática de El Conexionista, y según Briseño, el disco se titularía “El Conexionista 2”, sin embargo, el disco no obtuvo la promoción suficiente y fue enlatado aún a pesar de contar con temas de gran sensibilidad como “Necesito despertar”, a dúo con Betsy Pecanins, quien también es su compañera en la batalla musical en defensa del blues.

Meses después de “La Banda de Guerra” Betsy Pecanins, quien había grabado “El Efecto Tequila” para el sub-sello Milán de BMG con éxito, un disco de temas rancheros con arreglos de blues, le mereció la oportunidad de grabar un segundo disco para Milán en colaboración con Guillermo Briseño, titulado: Nada que perder, de donde se desprende un tema, autoría de Briseño dedicada a las comunidades indígenas en insurgencia: Caricia Urgente.

Para el año de 1994 la situación general del país es avasallante, se levanta en armas el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), y atrae para sí la atención no solo de México sino del mundo, concientizando, conmoviendo y convenciendo a la comunidad artística nacional, lo que lleva a Briseño a crear una Organización No Gubernamental (ONG), la Serpiente Sobre Ruedas A.C.

No somos uno, ni somos cien.

El Movimiento Zapatista y la crisis nacional que se vivió en los primeros años de insurgencia del EZLN motivó a la comunidad artística a unirse por la causa, Briseño se comprometió hondamente con el movimiento y fundo una ONG, llamada “Serpiente Sobre Ruedas A.C.” para reunir recursos para las comunidades indígenas, el primer fruto artístico fue: Va por Chiapas, un disco en colaboración con bandas y artistas de la talla de Mercedes Sosa, Charly García, León Gieco, Fito Paez, Café Tacuba, El Tri, Maldita Vecindad, Los Tres de Chile, y más, en dicho disco se incluyó “Navegar” autoría de Briseño, tema que se convertiría en el himno de “La Serpiente sobre ruedas A.C.”, “Navegar” contó con la participación de Paco Barrios, Armando Vega Gil, Fratta, entre otros músicos y roqueros, pero, tanto Culebra como Milán sucumbieron ante la imponente necesidad mercantil de la industria discográfica, la cual no tardó en volver la espalda a los artistas para endiosar adolescentes tocando música para adolecer.

Verde, Blanco y Colorado.

Aunque su música merece una difusión más honorable, y a pesar de que el disco “Briseño y la Banda de Guerra” fue re-editado para Pentagrama, la disquera rompió con muchas bandas, grupos y corrientes (aunque quizás fue al revés), como sea, la disquera dejó de grabar y distribuir a Briseño, “El Conexionista” y “La Banda de Guerra” se habían enlatado nuevamente, y ahora por una disquera independiente, así que, buscando opciones de difusión, y decepcionado de la actitud ante “La Serpiente Sobre Ruedas A.C.”, la cual fue víctima de saqueos y acoso durante el sexenio del presidente Zedillo, Guillermo siguió fiel a la causa y en rolado en proyectos culturales en la UNAM, con su Taller de Rock y Música, decidió rescatar los discos “El Conexionista” y “La Banda de Guerra” apoyado por Causa Ciudadana y “Im Sorry, records”, los cuales, sumados a un tercer nuevo disco conformarían la trilogía de Briceño, Verde, Blanco y Colorado (2003), el tercer disco inédito, “Colorado” es muestra de la madurez del artista, la música cuidada hasta el último detalle, con temas de verdadera calidad e incluso con capacidades comerciales, pero ya sea por sus convicciones ideológicas de orientación democrática, cosa que aún es criticado y satanizado por los medios de comunicación que se conforman con que la música sea superflua, nihilista y hedónica, o porque Briseño toca blues y rock and roll, géneros ya caducos para una industria tan cambiante y contradictoria como la industria musical. “Verde, Blanco y Colorado” destaca, en su disco inédito, el re-make de viejos temas como “Jugar con Fuego” que ya veinte años atrás había grabado Betsy Pecanins, la versión en estudio de “Apaga la Luz”, nuevas versiones de temas como “Caricia Urgente”, “Navegar” y “El Botellazo”.

Si no has escuchado a Briseño te puedo asegurar que si consigues un disco de él no te vas a arrepentir, su música es pegajosa, inteligente, contemporánea, irónica, etc. Afortunadamente “Verde, blanco y Colorado” aún se puede conseguir en Micsop, famosa tienda de discos en México, también en la Gandalla (clásica cadena de librerías que antes tenía mucho más respeto por los artistas que por las ventas), y en mercados alternativos culturales, quizás El Chopo, quizás.

Guillermo Briseño en las Tiendas Virtuales Extranjeras

Es una pena que en México no valoremos a los artistas como Briseño, y que sea más facil conseguir sus discos en tiendas virtuales del extranjero que en tiendas nacionales, ni iTunes tiene el material que Amazon o 7digital tienen a la venta:










Los textos contenidos son una obra original de un servidor, me lleva cierto tiempo y esfuerzo realizarlos, por respeto a este trabajo de difusión si tomas parte o totalidad del mismo dame el crédito, no me haré famoso pero es lo mínimo que se puede pedir por un trabajo no remunerado, ¿no crees?.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bravo por este esfuerzo. Buena descripcion pero siento que
es funcional y podria ser mas detallada y interesante.

Yo le hubiera dado
un enfoque sobre los problemas que afrontado alguien que siempre ha querido tocar rock y blues y los problemas de infrastructura que siempre han existido. La vida
de Guillermo pasa en tangente todas estas epocas, desde los an~os 60, el 68, el grupo Cosa Nostra, primeros conciertos solos, encuentro rupestrico con Hebe Rosell y otros, creacion del Septimo Aire. Un dato interesante es que en esa epoca animaban un programa de tele en Canal 11. El Septimo aire eran los anfitriones y los invitados eran todo tipo de musico y bandas contemporaneas como el Tri y otros
que ya me olvide. Rockdrigo seguramente paso por ahi. No me acuerdo bien si habian seciones donde cada grup tocaba su material. Si me acuerdo que a partir de un momento el Septimo Aire se fusionaba con el grupo invitado y empezaban unos jams deliciosos. Para mi, en particular, este fue el primer contacto con la musica de rock mexicana contemporanea y rupestre. Y tambien
siento sinceramente que esta fue una
muy buena vitrina para el movimiento de
rock (y rupestre), para todos los grups que eran de mucha calidad, pero sin los mismos contratos economicos que los grupos pop comerciales. No se si estos programas han sido preservados, pero valdria la pena investigar.

Y es justamente de este programa que habla Guillermo en el libro que viene en Verde, Blanco, y Colorado.

Ah, una correcion... Hebe Rosell tocaba tambien el teclado en el Septimo Aire... En unas canciones, los dos tocaban al mismo tiempo los teclados... Y Guillermo tambien tocaba a veces la guitara.

Esto dicho, habria una posibilidad de recuperar una copia del Septimo Aire? Yo tengo una copia que hice del K7 en ... 1987. La pase a CD hace unos meses, pero la calidad sonora esta mitigada.

Amigablemente,

-jose

Anónimo dijo...

Gracias Cuauhtémoc,

Como puedo contactarte? No veo tu email aqui?

Hasta pronto,

-jose

Proyecto LED. ¡¡ROCKTICIAS!! e información que a veces sirve dijo...

¡Qué tal!
Me he vuelto un fiel lector de tu blog y me parece que haces un gran y benéfico esfuerzo en dar datos sobre algunos rocanroleros que son ignorados por medios de comunicación y-desgraciadamente- por mucho público.
Muy chingón tu trabajo. Sigue así.

.....Huehuecoyotl////

Cuauhtémoc Jiménez G. dijo...

Huehuecoyotl, gracias por las buenas vibras, desgraciadamente no hay difusión para tanto talento que hay en los artistas semisubterraneos, hacer estos posteos es un granito de arena para poder avanzar en la difusion de los grupos de rock; Gracias

Pimi Petty dijo...

Hola!
Muy bueno tu blog, q encontré googleando.... aunque veo q lleva un buen rato abandonado.

gracias x el post de Briseño!

:-)